Logotipo Desatascos Barcelona
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Cómo limpiar y desatascar el lavavajillas

Cómo limpiar y desatascar el lavavajillas

El lavavajillas es un electrodoméstico cada vez más presente en las cocinas de los hogares, y es que es un aparato que nos facilita considerablemente la vida, ya que él mismo se encarga de dejar la vajilla reluciente, mientras nosotros podemos ocuparnos de otras tareas en la casa. Esta automatización del proceso de limpieza de la vajilla es muy codiciada por todos aquellos que busquen realizar las tareas del hogar en el menor tiempo posible. La alta demanda de esta máquina ha aumentado la oferta entre los fabricantes de electrodomésticos, y también una reducción de los precios, haciendo posible hoy en día comprar un lavavajillas a muy buen precio.

Sin embargo, la comodidad de tener un lavavajillas no es total. Para mantener el aparato en las mejores condiciones se necesita que previamente a colocar la vajilla dentro de la máquina se realice una pequeña limpieza en el fregadero para eliminar cualquier resto de comida adherido. Si se introducen los platos con comida incrustada, es muy probable que en el proceso de limpieza se desprendan y se vayan acumulando de forma progresiva en la tubería principal del lavavajillas, provocando un atasco de residuos orgánicos.

En caso de que necesite un desatasco en su lavavajillas, puede contactar con empresas de fontanería especializadas en esta tarea, como Desatascos Barcelona. Realizamos pequeños desatoros en cualquier vivienda que requiera de un servicio de desatascos, incluyendo la capital catalana y otras localidades cercanas como Badalona, Martorell, Mataró, Granollers, Sabadell, Sant Cugat o Terrassa.

Este tipo de desatascos no tiene un carácter urgente, sin embargo, puede dar lugar a pequeñas pérdidas de agua e inundaciones si continúa utilizando el lavavajillas con un atasco en la cañería. Al no poder liberar el flujo de agua, esta tiene que evacuar por algún lado y acaba encharcando la cocina. Por ello, si teme que su lavavajillas esté atascado, no lo piense más y contacte con nuestros fontaneros profesionales para ayudarle a resolver su problema.

Nuestros operarios también pueden aportarle consejos para poder realizar un mantenimiento correcto y evitar que vuelva a surgir un problema en la tubería del lavavajillas, aprendiendo a detectar los motivos más frecuentes por los que se produce un atasco en este electrodoméstico.

Causas por las que se atasca el lavavajillas

Una de las principales causas por las que se atasca el lavavajillas, como ya hemos dicho, es a causa de la acumulación de restos de comida sin retirar antes de cargar la máquina. También hay que revisar la vajilla nueva por si hay restos de alguna etiqueta de precio o similar; también en el caso de los botes con etiquetas, puesto que el papel puede deshacerse y atascar el desagüe.

La cal también es uno de los mayores quebraderos de cabeza para las personas que vivan en una zona con agua dura, esto es, agua que tiene una alta concentración de cal. La cal se acumula en las paredes de la tubería de desagüe, reduciendo progresivamente el diámetro de la sección y provocando que el agua no fluya como debiera. Al igual que la cal, los detergentes utilizados para la limpieza de la vajilla pueden deteriorar las paredes del tubo del desagüe y también producir un atasco por la acumulación de este producto en las cañerías. Para ello, se recomienda no utilizar detergente en polvo y usar detergente líquido. Los detergentes en polvo son conocidos por producir numerosos atascos en el lavavajillas.

En caso de que el tubo del desagüe esté sucio y taponado, es posible que aparezcan burbujas en el sumidero del fregadero, un claro indicativo de que hay que contactar cuanto antes con un desatascador profesional.

Los atascos en los lavavajillas también puede producirse por errores en la instalación. Cuando no hay una pendiente de al menos el 2% de inclinación en las tuberías y arquetas, el agua no puede drenar correctamente. También puede ocurrir que la manguera se haya doblado o desplazado ligeramente si hemos cambiado el lavavajillas de lugar, y provocar un atasco en la zona que esté torcida. Después de realizar cualquier movimiento en el lavavajillas hay que asegurarse de que la manguera de drenaje está en perfecto estado.

Mantenimiento del lavavajillas

Una de las acciones que pueden tomar los usuarios para mantener en perfectas condiciones su lavavajillas es comprobar previamente la dureza del agua, para que el electrodoméstico sepa cada cuántos ciclos puede regenerar el descalcificador. El descalcificador del lavavajillas se encarga de eliminar el exceso de sales de magnesio y calcio contiene el agua, para que este exceso no ensucie la vajilla ni produzca un atoro en las tuberías.

A veces el descalcificador también puede perder su eficacia por la acumulación de cal en su sistema, por lo que se recomienda que el usuario introduzca sal en el depósito para deshacerla. El lavavajillas suele disponer de un indicador que advierte cuando el descalcificador sufra una saturación de cal.

En ocasiones también es recomendable realizar periódicamente una limpieza del interior del lavavajillas, no solo del descalcificador si no también de las gomas de la puerta, donde suelen atraparse restos de comida, y en general de todo el depósito donde se coloca la vajilla.

Métodos para desatascar el lavavajillas de forma casera

El método más recurrido para deshacer un atasco en cualquier electrodoméstico es el vinagre con bicarbonato. Verter esta mezcla por el desagüe del lavavajillas inicia un proceso químico que consigue limpiar la tubería. Las limpiezas con esta combinación son muy comunes por su gran eficacia, no solo para realizar desatascos si no también para limpiar suelos, electrodomésticos, etc.

Los desatascadores químicos también pueden ser una solución temporal, pero no es uno de los métodos más adecuados, ya que algunos desatascadores pueden llegar a deteriorar seriamente el estado de las paredes de las tuberías. Si se requiere el uso de uno de estos productos, es muy importante seguir todas las instrucciones que el fabricante enumere para no dañar el electrodoméstico.


La solución más eficaz hasta la fecha para desatascar un lavavajillas es el uso del agua a presión. Esta técnica requiere del uso de una manguera a través de la que se bombee el agua a presión, que será capaz de eliminar cualquier resto orgánico o inorgánico que se encuentre en las tuberías. Esta bombeo de agua se realiza a través de un camión cuba, una maquinaria sofisticada de la que solo disponen empresas de fontanería especializadas en desatascos. Nuestros operarios son capaces de realizar cualquier servicio de desatascos en Barcelona y alrededores, para ayudar a todos los clientes que necesiten la ayuda de un equipo de fontaneros expertos para solucionar pequeños atascos en electrodomésticos u otros problemas de mayor consideración.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE