Logotipo Desatascos Barcelona
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

¿Cómo quitar la cal de las tuberías?

¿Cómo quitar la cal de las tuberías? Entre las causas de atasco más común en las redes de saneamiento se encuentran los atascos producidos por la cal. La cal se acumula de forma progresiva en las paredes de las tuberías, a la cual se le adhieren otros restos de residuos vertidos a través de los desagües, como puede ser aceite, comida, productos químicos, etc. Esto hace que el diámetro de la tubería se estreche poco a poco, hasta que finalmente el agua no pueda circular a través de la tubería. Los atascos producidos por cal suelen ser comunes en lavabos, fregaderos, lavadoras, lavavajillas y también cisternas de WC.

La presencia de cal en el agua se conoce como aguas duras. La dureza del agua viene determinada por su concentración de compuestos minerales (sales de magnesio y calcio) que contienen, y que causan que el agua sea más 'dura'. Esto depende de la zona geográfica de España en la que se encuentre. La dureza del agua es distinta según la provincia y la Comunidad Autónoma.

En Cataluña, zona donde trabajamos los profesionales de Desatascos Barcelona, el agua tiene una dureza intermedia. Esto quiere decir, que contiene bastante cal pero no llega a considerarse un agua muy dura. Sin embargo, el peligro por atascos de cal es real, y por ello en nuestra empresa les recomendamos realizar una inspección de sus tuberías para observar el estado del conducto y limpiarlo si se observa una gran presencia de cal.

Consecuencias del agua dura y la cal


Las aguas excesivamente calcáreas pueden producir inconvenientes no solo a las tuberías, si no a los electrodomésticos e incluso a la salud humana, en caso de que la presencia de compuestos minerales sea excesiva.

  • Atasco en las tuberías: La cal del agua se adhiere a las paredes de las cañerías, arquetas, canalones, etc. y van cerrando progresivamente el paso del flujo del agua, hasta acabar taponándola por completo. Si eso ocurre, no le quedará más remedio que llamar a unos desatascadores profesionales para que revisen el estado de la tubería y la dejen completamente limpia y sin rastro de cal.

  • Daños en los electrodomésticos: La cal no solo puede acumularse en las tuberías, si no que también llega hasta los electrodomésticos que necesitan un suministro de agua, como las lavadoras y lavavajillas. La cal se acumula en el depósito interno de las máquinas, lo que reduce considerablemente su vida útil y se ve necesario contactar con el fontanero para eliminar el exceso de cal.

  • Problemas de salud: Un consumo continuo de agua con exceso de cal puede producir numerosos problemas de salud, como piedras en el riñón, ya que la cal se acumula en estos órganos si no se puede eliminar de forma correcta. Además también es común que provoque sequedad en la piel y el pelo, además de eccemas e irritaciones.

  • Mayor inversión en productos descalcificadores: En el mercado se comercializan multitud de productos descalcificadores, para limpiar las cañerías, o productos y herramientas que filtran la cal y evitan que se acumule en las redes de saneamiento y electrodomésticos. Una de las consecuencias del agua dura es tener que invertir más en estos productos, con el consiguiente desembolso económico que esto supone.

  • Manchas en la ropa y la vajilla: La cal impide que el proceso del lavado de la ropa sea perfecto, ya que dificulta que los detergentes se disuelvan correctamente. Además, provoca que los tejidos se oscurezcan y tengan un aspecto envejecido. La cal también tiene consecuencias en la limpieza de la vajilla, puesto que lavar con agua dura deja un cerco blanco en los cubiertos y platos.

Formas de evitar la cal en las tuberías


Para filtrar la cal del agua y evitar que se adhiera a las paredes de las cañerías, existen unos filtros llamados descalcificadores que se instalan en la llave de paso general. El descalcificador ayuda a eliminar el exceso de sal de magnesio y calcio del agua.

En el mercado existen dos tipos de descalcificadores: los descalcificadores de sal y los magnéticos.

  • Descalcificador de sal: El descalcificador de sal cumple con su función de eliminar el exceso calcáreo mediante un intercambio de iones. Los iones de calcio y magnesio quedan atrapados para poder eliminarlos y separarlos del agua. Sin embargo, tienen una capacidad limitada para atrapar los iones de la cal, por eso estos aparatos deben revisarse de forma periódica para evaluar su funcionamiento.

  • Descalcificador magnético: Este tipo de descalcificador no elimina la cal del agua ni altera su composición, si no que evita que se incruste en las cañerías. Funcionan mediante imanes que se instalan en las tuberías principales, sin necesidad de realizar obras. Cuando el agua transcurre junto a los imanes, los iones de calcio y magnesio se someten a un cambio de polaridad a velocidad constante, lo que provoca un proceso denominado nucleación, que favorece la formación de microcristales de cal que no pueden inscrustarse en las paredes de la cañería.




¿Piensas que puedes tener cal en tus tuberías? En Desatascos Barcelona te ayudamos a realizar los desatoros de las tuberías más complicadas para que vuelvan a funcionar como el primer día. No lo pienses más, y contacta ya con nuestro equipo de desatascadores.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE