Logotipo Desatascos Barcelona
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Limpieza de aljibes

Estás en Inicio > Limpieza de aljibes

Limpieza de aljibes

En Desatascos Barcelona nos encargamos de las limpiezas de depósitos conectados a las redes de agua, entre los que se encuentran los aljibes. Estos depósitos están diseñados para recoger y almacenar el agua que cae de la lluvia. Tradicionalmente esta agua era reutilizada para lavar la ropa, como agua de fregar o también para beber (siempre después de realizar una osmosis para convertir el agua en potable), cuando los hogares no disponían de redes de saneamiento adecuadas.

Aunque en la actualidad no se reutiliza el agua de estos depósitos de forma doméstica, los aljibes siguen existiendo en gran parte de la península, y como todo depósito de agua debe ser limpiado de forma periódica para eliminar cualquier resto de suciedad o bacterias, y que este pueda seguir funcionando y cumpliendo con su funcionalidad de almacenar agua.

En el fondo de los aljibes, al estar en una zona exterior, es común que se almacenen desprendimientos de tierra, insectos y otros tipos de residuos que acaban contaminando el agua. Al ser los aljibes unos depósitos públicos es necesario realizar una limpieza a fondo para cuidar no solo la calidad del agua almacenada si no la salubridad del medio ambiente.

Los aljibes deben construirse fuera de los focos de contaminación, como un vertedero, y sus paredes deben ser impermeables para evitar la entrada de gases contaminantes o filtraciones de agua. Además también deben ir dotados de sistemas de filtrado y drenaje del agua pluvial, ya que es muy común que junto al agua de la lluvia puedan mezclarse restos de tierra y arena además de otras partículas o insectos. También las paredes de los aljibes sufren la erosión del agua de la lluvia, y el hormigón utilizado para la fabricación del depósito puede desprenderse ligeramente y mezclarse con el contenido del aljibe. Estos depósitos deben estar cerrados y tienen que ser accesibles para que las empresas de limpieza puedan acceder con total seguridad para realizar la limpieza del aljibe.

Se debe realizar una limpieza del aljibe de 2 a 4 veces al año, más si es una zona en la que llueve de forma más frecuente. Este proceso es esencial para mantener el estado del aljibe en las mejores condiciones, no solo para que el agua no se desborde, si no también para desinfectarla y vaciar el depósito para que pueda volver a almacenar agua.

Las aguas de los pozos y depósitos que desean destinarse al consumo humano, deben pasar por un proceso de osmosis para que no sea peligrosa para la salud. Se debe analizar el estado del agua para separarla de componentes químicos o partículas orgánicas que en ella se hallen.

El agua extraída del aljibe tiene que pasar por una depuradora para realizar el proceso de desinfección de las aguas y que pueda considerarse apta para el consumo humano. Una desinfección no apropiada puede conducir a problemas graves de salud pública, por lo que este proceso se debe realizar exclusivamente por una empresa de limpiezas profesional para asegurarse de la efectividad del procedimiento. La legionela es una de las enfermedades más comunes que surgen a partir del consumo de estas aguas no potables que se encuentran en los depósitos. Los usuarios deben ser conscientes de los peligros que acarrea el consumo de agua de pozos y aljibes que no están correctamente potabilizados.

Proceso de limpieza de un aljibe

El proceso de limpieza del depósito pasa por diferentes fases. La normativa exige que al menos este mantenimiento se realice una vez al año, y que incluya la eliminación de lodos, desinfección, análisis de potabilidad, control de bacterias como la legionella y análisis del funcionamiento del sistema del depósito.

En primer lugar, se realiza la filtración del agua de partículas y sedimentos, mediante diversos aparatos como las bombas de achique disponibles en los camiones cuba. El agua, por otra parte, se manda a analizar para seguir el proceso de desinfección y potabilización. Se continúa con la limpieza del aljibe, limpiando las paredes del depósito mediante agua a presión o con técnicas manuales, y utilizando diversos materiales químicos para desinfectarlo correctamente. Es muy común encontrarse insectos o raíces de plantas en el interior del depósito, por lo que hay que eliminarlas debidamente.

Se debe asegurar de que el revestimiento del aljibe esté en perfectas condiciones y si no, aplicarle una capa protectora para evitar su corrosión y que la pared quede completamente lisa y sin fisuras. El estado del sistema del aljibe también debe ser perfecto (tuberías y estructura).

La limpieza de un aljibe es un proceso complejo que únicamente debe ser ejecutado por auténticos profesionales del sector, que les aseguren una correcta limpieza del depósito para mantenerlo en unas condiciones de salubridad óptimas. Recuerde que la limpieza de estos sistemas de almacenamiento de aguas pluviales necesitan un mantenimiento anual, de al menos una vez al año. Si necesita ayuda con la limpieza de sus aljibes, contacte ahora con nuestros expertos y le daremos un presupuesto personalizado a sus necesidades.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE